Catalunya Israel

Fòrum d'agermanament entre Israel i els Països Catalans
 
ACAIÍndexFAQCercarRegistrar-seLlista de MembresGrups d'UsuarisIniciar SessióARCCI

Comparte | 
 

 "Jo vaig transportar el suïcida"

Veure tema anterior Veure tema següent Ir abajo 
AutorMissatge
Sayeret
מנהל


Nombre de missatges : 895
Localisation : Baix Empordà
Registration date : 22/01/2007

MissatgeAssumpte: "Jo vaig transportar el suïcida"   Dc Gen 31, 2007 11:21 pm

CONVULSION EN ORIENTE PROXIMO / El testimonio «Yo transporté al suicida» Un oficial reservista israelí recogió en
autostop al 'kamikaze' de Eilat y, aunque sospechó de él, no pudo evitar que se inmolara

JAVIER
ESPINOSA. Corresponsal



JERUSALÉN.- Yossi
Woltinsky abandonó el lunes su residencia a las 9.00 de la mañana, como solía
hacer todos los días para dirigirse al Hotel Sport, donde trabaja como auditor.
Tan sólo llevaba 10 minutos de viaje cuando descubrió a un joven que hacía
autostop en el barrio de Simchon. Siguiendo una vieja rutina que le lleva cada
jornada a transportar a los empleados de la zona hotelera que encuentra en su
camino, el oficial del Ejército israelí en la reserva le abrió la puerta del
vehículo.


El israelí comprendió su error en ese mismo instante. «Nada
más entrar tuve un mal presentimiento. No se comportaba de forma normal. Sus
ojos, los nervios y el hecho de que vestía una chaqueta roja pese al calor que
hacía. Le pregunté: ¿de dónde eres? Pero no respondió. Me di cuenta que
transportaba a un ladrón o a un terrorista. Llegué a quitarme el cinturón (de
seguridad) pensando que podía atacarme o algo así», explicó Woltinsky a varios
medios de comunicación locales.


A partir de ese momento y durante varios minutos, Woltinsky
bordeó la muerte mientras conducía junto a Mohamed Saqsaq, el joven palestino
de 21 años procedente de Gaza que se inmolaría poco después en una panadería de
Eilat. Una coincidencia totalmente involuntaria que, sin embargo, marcaría la
suerte de las tres personas que fallecieron en el suceso.


«Fui yo quien eligió dónde dejar al kamikaze. Yo determiné
quienes debían morir y quienes no. Estoy intentando regresar al trabajo pero no
es fácil. Tres personas han sido enterradas. Es un sentimiento terrible»,
asumió el protagonista de esta estremecedora historia. Según relató, Saqsaq ni
siquiera se pronunció cuando le inquirió hacia dónde iba. Simplemente señaló
con su mano hacia el centro de la villa turística. «Cuando le pregunté de nuevo
sólo dijo una palabra, Haifa, con un claro acento árabe. Haifa está a cientos
de kilómetros de aquí, así que estaba seguro de que se trataba de un hombre
bomba», añadió. La pareja se encontraba a sólo siete minutos del núcleo central
de Eilat, donde proliferan los hoteles, restaurantes y complejos comerciales.
«Si hubiera llegado allí, hubiéramos tenido muchos más muertos como en Taba [la
vecina ciudad egipcia donde un suicida mató a decenas de personas en 2004]».
Woltinsky intentó alejarse precisamente de ese destino. «No podía conducir
hasta la comisaría de policía porque está en el centro de la villa ni a un
control de la carretera porque sabía que si veía a los soldados se volaría.
Tenía que llevarle lejos de allí, así que me dirigí hacia una carretera de
circunvalación», precisó.


El teniente coronel retirado, de 49 años, pensó incluso en
estrellar el coche.«Apuntó con su mano de manera amenazadora hacia el interior
de la ciudad. En ese instante paré el coche en medio de la carretera. Estaba
listo para saltar y huir del vehículo. Le ordené que saliera y en cuanto se fue
llamé a la policía. Todo sucedió tan deprisa que no me dio tiempo a tener
miedo», señaló.


Woltinsky dio a los agentes una completa descripción del
sospechoso e incluso intentó seguirle, pero éste se apercibió de la maniobra y
escapó a la carrera. El empleado hotelero decidió continuar con su jornada
laboral. A los cinco minutos de llegar al Hotel Sport un compañero le advirtió
que acababa de escuchar una explosión. De inmediato recibió una llamada de la
policía. Tenía que personarse en la panadería Lehamim.


Allí le esperaba un espectáculo sobrecogedor. «Había
cristales por todas partes, todo estaba negro y había un olor muy malo. La
policía me mostró su cabeza, que permanecía en el interior de la panadería y
trozos de la chaqueta roja. Eso era lo único que quedaba de él. Les dije que
ese era el hombre que había recogido».

Los familiares de Saqsaq explicaron en Gaza que el joven pretendía
vengar la muerte de su mejor amigo, Nader Amrein, que fue abatido hace seis
meses por los soldados de Israel en el norte de la Franja. Hasta esa
fecha, Saqsaq -según su madre Rouyda- simpatizaba con Al Fatah pero después
cambió radicalmente. «Se hizo religioso y se afilió a la Yihad Islámica»,
dijo Rouyda. Entre los tres muertos figuraba un judío de origen peruano, Israel
Somalia de 25 años, que tan sólo trabajaba en Lehamim desde hacía cinco meses.
«Todo esto es terrible», se lamentó Galia Tobelem, tía del fallecido.
Tornar a dalt Ir abajo
Veure perfil de l'usuari http://www.thereligionofpeace.com/
 
"Jo vaig transportar el suïcida"
Veure tema anterior Veure tema següent Tornar a dalt 
Pàgina 1 de 1
 Temas similares
-
» Cançoner de "nanas"

Permisos d'aquest fòrum:No pots respondre a temes en aquest fòrum
Catalunya Israel :: Catalunya Israel :: Fòrum d'actualitat-
Canviar a: